jueves

Ah! y ahi ta' el tiempo

Unos días después de haber presenciado varios cambios climáticos (y también estructurales porque no). Someto mis siempre malentendidas palabras otra vez.

El tipo caminaba por la calle de la vendimia, tenia la cara con un engranaje medio retorcido, su carne no daba a basto. Conocía bien adonde iba, antes de que amanezca, tenía que llegar. Buscando su corniza él sabe que llegara hacia el fin último, antes de que crepuscule la movida. Sus brazos se extendían como ents. El maleficio no tardaba, una pócima que de resultado, para concentrar su flujo de sangre inverso desde una órbita mucho mas espectral, de una parte onírica media beligerante.

El no poder concentrar inspiración, produce un estado de calamitosa reciprocidad. Llamándose a la inspiración como el flujo constante de partes inesperadas de alguna otra parte del hemisferio izquierdo (si sos derecho). Podría agarrarte y desarmarte, confrontar melodías gustosas al oído humano promedio normal. Se hace tarde y tenés que irte, dejate de escribir panfletos en el blogger. Next soon se viene " Horror Parte II"