viernes

Tick de Galaxias

Debería interferir mucho más cuando las cosas se ponen en orden, y no dejarlo así, como está, como dentro de mi ropero (uh sii ordenadísimo), es que a veces mis condiciones perceptivas juegan mala pasada, las respuestas son únicas! el paso a paso es inadmisible a la hora de acrecentar dichosas encrucijadas.
Las tardes soleadas conmueven parte de un cegado acontecimiento, los artefactos que siempre me acompañaran hasta la tumba solo servirán de tímida excusa para después volver a ensoñar con tanto quehacer. O sea que tengo lo que no tengo, con una pertinente adaptación a mi sub-clima alterno, tal vez ella obtenga un fortuito valor de deseo comprimido en horas detalladas por espasmos y trago dulces y baratos. Un humo enrojecedor y atraído por su boca complementan lo antes dicho. Debería sumar muchas cosas pero estoy muy caído entretanto mantengo un pulso impertinente cuando solo dirijo una mínima y estúpida palabras, palabras-apalabras.

miércoles

Concordancia casi justa

Lo cierto es, que mi teclado hace mucho ruido si me apuro al escribir, prefiero ir mas despacio.
Las cadencias expandidas, que me toman en la oportunidad de hoy, día lluvioso y gris, que por momentos conservó un cálido reflejo, de aparente sombra soleada, prefirieron complicarme la tarde, entre maniobras de escape idiotizadoras (si, siempre).
Interfirieron tanto que no me dejaron delimitarlas, se cruzaron por todas las calles, como intersecciones vectoriales en un cierto espacio que las... encierra. Una suficaz forma de los movimientos, que están atados a ciertos acontecimientos calamitosos, reprochables de todo tipo de vista, al menos por unos segundos. Una oleada de posibles aprobaciones, solo te guiarán hacia el precipicio,(ja, negativo el tipo).
La abrupta melancolía me invade con ajustados y finos acordes, ella no espera ser recordada emocionalmente en su anticuada estética apaciguadora, ni ellos esperan ser quienes mantengan las inabordables situaciones en una carga flotante. Porque las peripecias me lo aseguran, hay mejores fronteras para recorrer tu nube de vapor. De todas formas, mis frenos todavía siguen rotos.

lunes

El peso de la intriga

Cómo es posiiible!! Quién lo diseño asiii!! eh!eh!. Tormentóso, realmente idiotizador de todos los rituales posibles. Si, Si, la estupefacción se aproxima en altos grados de enceguecedora manía, la pantalla se hace visible, y las palabras no importarán.
Cuando las horas nos muestren la solidez de un cierto criterio de organización plasmado en ecologistas sonrisas y siluetas adormecedoras, solo una suerte de aleatoriedad podrá visibilizar nuestro estado, almas estereotipadas, llenas de reproches y anhelos. Oh! si no viene el vendaval!. Que será de nuestros espíritus, acorazados en algún lado, perdidos en el vacío post-rudimentario, entonados entonces por la música mas transgresiva de todas, see, de todas. No se pierdan, mantengansé sobre esa fluidez sustancial.