miércoles

Concordancia casi justa

Lo cierto es, que mi teclado hace mucho ruido si me apuro al escribir, prefiero ir mas despacio.
Las cadencias expandidas, que me toman en la oportunidad de hoy, día lluvioso y gris, que por momentos conservó un cálido reflejo, de aparente sombra soleada, prefirieron complicarme la tarde, entre maniobras de escape idiotizadoras (si, siempre).
Interfirieron tanto que no me dejaron delimitarlas, se cruzaron por todas las calles, como intersecciones vectoriales en un cierto espacio que las... encierra. Una suficaz forma de los movimientos, que están atados a ciertos acontecimientos calamitosos, reprochables de todo tipo de vista, al menos por unos segundos. Una oleada de posibles aprobaciones, solo te guiarán hacia el precipicio,(ja, negativo el tipo).
La abrupta melancolía me invade con ajustados y finos acordes, ella no espera ser recordada emocionalmente en su anticuada estética apaciguadora, ni ellos esperan ser quienes mantengan las inabordables situaciones en una carga flotante. Porque las peripecias me lo aseguran, hay mejores fronteras para recorrer tu nube de vapor. De todas formas, mis frenos todavía siguen rotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario