lunes

El peso de la intriga

Cómo es posiiible!! Quién lo diseño asiii!! eh!eh!. Tormentóso, realmente idiotizador de todos los rituales posibles. Si, Si, la estupefacción se aproxima en altos grados de enceguecedora manía, la pantalla se hace visible, y las palabras no importarán.
Cuando las horas nos muestren la solidez de un cierto criterio de organización plasmado en ecologistas sonrisas y siluetas adormecedoras, solo una suerte de aleatoriedad podrá visibilizar nuestro estado, almas estereotipadas, llenas de reproches y anhelos. Oh! si no viene el vendaval!. Que será de nuestros espíritus, acorazados en algún lado, perdidos en el vacío post-rudimentario, entonados entonces por la música mas transgresiva de todas, see, de todas. No se pierdan, mantengansé sobre esa fluidez sustancial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario