miércoles

El idiota


Células muertas,
sangre del Olivo,
pimienta azucarada,
viertan el antídoto
del malbuen sentido!
Abrochen sus párpados caballeros!
no miren sin mirar por preguntar!
oh! luz del palpitar
que todo lo conoce!
Purifica las tinieblas,
enmordaza tibios sueños!
que ya vendrán infamios otra vez
a contarnos miles de hazañas
que nadie estará por ver.
No permítas que el corazón
abráze lo aventurado!
que si es por un beso nada más
quedará petrificado!
como al mirar los ojos de Medusa
como extender tus manos al ocaso
pobre idiota.

Vuelta volver


El ruido del zumbido en mibemol
los grillos de la noche desierta
hay una tele prendida en varias casas
y un lugar para fumar en mi terraza
somos tan mejorados que el dolor
de las puertas que abrimos
y dejamos abiertas
luego vuelven porque se olvidaron
de llaves en la mesa
de contar bien las estrellas.

Mejor conseguir un florero, transplantar vida
y prometerle sonrisas a las vecinas
Silbar despacio entre aparatos
dolientes sin embargo
que te ayudan un quehacer
derribando excusas del ayer
amortiguando casi el querer.

Nunca creí en cruzarme con
unas alas gigantes de antes
un voltaje directo a la delicia
un sinsentido de los anormales.

El mundo alrededor de la rueda,
que te observó así, despierta.
Y la anestesia, que rara vez se acerca.

Parte de Lunares

Sentimientos de naturaleza casi humana
creen convencer tus movimientos
pero solo entorpecen tu entorno y
aclaman por sus horas de paseo.

Cuenta el día que se trajo un puñado
de acantilados y fríos acuarios
que una noche los cambió por una gota
de lluvia que caía en la ventana alta.

Mirar tus manos en la pileta
y vaciar tu mejor silencio
es murmurar con tu oído, todo el viento

Acentuar que me pierdo en lo bajo
como entretanto camino y avanzo
es volver un poquito, a sentirse complicado