miércoles

Parte de Lunares

Sentimientos de naturaleza casi humana
creen convencer tus movimientos
pero solo entorpecen tu entorno y
aclaman por sus horas de paseo.

Cuenta el día que se trajo un puñado
de acantilados y fríos acuarios
que una noche los cambió por una gota
de lluvia que caía en la ventana alta.

Mirar tus manos en la pileta
y vaciar tu mejor silencio
es murmurar con tu oído, todo el viento

Acentuar que me pierdo en lo bajo
como entretanto camino y avanzo
es volver un poquito, a sentirse complicado

No hay comentarios:

Publicar un comentario