miércoles

Radioactivo.

Se seca el resplandor cuando no hay fantasía, que brilla aunque no quiera reirse. Mundo de plástico, teclado estúpido, palabras que son ajenas, delimiten este campo organizado-viviente. No preciso tus agallas, no insistas en el vacío, que sofoca al lenguaje estúpido y preponderante, a las falacias redundantes de los comerciales, las atrocidades del alivio pasajero. Agudiza aquella nota!, que atormenta tu puta memoria. Tu alma estaba cerca, tu camino es empedrado, molestoso interesante. Acero indestructible, pecho de adamantium, columpien el balance de la equidad, integren las leyes flexibles, escapen por la ventana.
Las personas no creen cuando no es explicable el sentido de las cosas, que no es más que teoría trucha e indagada. La Tierra es charco de sangre, acantilado de corruptos mediadores interesados. Yo estoy para tenerte en mis venas, te abrazo entre dolor de ellas, mi cuerpo y mi alma ya se fueron, mi espíritu esta lejos, se escapó hace siglos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario