martes

Leve intro para la perplejidad

En algún lugar de esos
donde nadie quiere ir
quizá te encuentre
y no pueda quemar mis palabras
ni mi sed
desde la armonía y desde el comienzo
entre tu vasto ser
y la inigualable y atropellada
perplejidad
que cometo cada vez
que te acercás hasta mi

Pierdo al tipo que mueve mi cuerpo
y desconozco la salida ahora
para ahogarme
en ese aire
contaminado
y caminar por el techo
como un sonámbulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario